Fórias

Son desviaciones del ojo y como tenemos dos, al mirar un objeto, primero convergemos los ojos y seguidamente los acomodamos, es decir, la musculatura extrínseca del globo ocular tiene que hacer un esfuerzo adicional para conseguir que ambos ojos se dirijan al punto de enfoque.

Cuando existen problemas en el mecanismo de convergencia se dice que existen forias. Un sujeto con forias hace un esfuerzo continuo para converger sus ojos sobre el objeto para evitar verlo doble, lo cual se traduce en una fatiga visual o síntomas aparentemente ajenos a la visión. Las desviaciones de los globos oculares han sido reconocidas desde épocas muy tempranas, siendo consideradas en la mitología como enviadas de un espíritu maligno o un Dios disgustado, podemos citar que la estatua del Rey Djoser, faraón egipcio (2600 a.C.) mostraba una desviación interna de sus ojos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s