Lágrimas – Glaucoma

LÁGRIMAS Y PÁRPADOS

La superficie del ojo esta humedecida por un liquido, “las lágrimas”, producido por la glándula lagrimal. Las lágrimas son necesarias para proteger el ojo de las infecciones y arrastra cuerpos extraños. El parpadeo difunde las lagrimas en el ojo y asegura una humedad permanente. El exceso de lagrima se recoge en el Saco lagrimal, que drena por un conducto en la cavidad nasal.

Los párpados regulan la luz, distribuyen la lágrima y protegen al ojo. Si los ojos están muy abiertos, se genera sequedad o falta de oxigenación, produciendo una pérdida de transparencia u opacidad, creando un edema. La Conjuntiva se extiende desde los bordes de los párpados al borde de la córnea.

IRIS

Es la parte coloreada del ojo situada alrededor de la pupila. El color del iris o pigmentación, varía según las personas y se hereda de los progenitores. A su alrededor tiene un músculo circular o esfinter, que controla el diámetro de la pupila, y por lo tanto, la cantidad de luz que penetra en el ojo. De esta forma lo protege del exceso de luz y le permite desempeñar sus funciones en la penumbra para formar la imagen en la parte posterior del ojo y para focalizar un objeto, ya sea, lejano o cercano. Por su parte más periférica se une el cuerpo ciliar.

PUPILA

Es el orificio  que se encuentra en el centro del iris del ojo. Su función principal consiste en regular la cantidad de luz que penetra al interior del ojo, modificando su tamaño igual que el diafragma de una cámara fotográfica, cuando luz es excesiva, la pupila se contrae para evitar el deslumbramiento y se dilata cuando hay escasa luz.

CUERPO CILIAR

Es la extensión posterior del iris, contiene el músculo ciliar que actúa sobre el cristalino modificando su forma para llevar a cabo la acomodación o enfoque. En esta estructura se realiza otro proceso importante, la producción de humor acuoso.

HUMOR ACUOSO

Liquido transparente situado entre la córnea y el cristalino permitiendo el paso de la luz. Su producción es constante en el interior del ojo, proporciona el tono adecuado del globo ocular y debe existir un perfecto equilibrio entre su producción y su salida. Si se produce un aumento en la resistencia a la salida del humor acuoso traerá como consecuencia un aumento en la presión intraocular denominado glaucoma.

GLAUCOMA

Tiene su origen en la dificultad de flujo del humor acuoso, produciendo una enfermedad caracterizada por el aumento de la presión intraocular hasta un nivel produciendo un daño irreversible, y afectando a las terminaciones nerviosas del nervio óptico. Cuando la totalidad de las fibras del nervio óptico se han dañado, se pierde por completo la facultad de transmitir imágenes al cerebro, ocasionando una ceguera total.

APARATOS OFTÁLMICOS

Campímetro: Se emplea para observar el campo visual y detección de glaucoma.

Lámpara de hendidura: Se utliza en la exploración del ojo, que consiste en un microscopio binocular combinado con una luz móvil de intensidad y grosor modificables.

1 – Oftalmómetro de Louis Émile Javal y Hjalmar Schiotz, siglo XIX

2 – Lámpara de hendidura y microscopio corneal de Carl Zeiss, diseñado por Alvar         Gullstrand, siglo XIX

 

Oftalmoscópio: Comprueba y analiza el fondo del ojo y la tensión ocular.

Queratómetro: Mide los radios y potencia corneales.

Tonómetro de aire: Instrumento utilizado para medir la presión intraocular del ojo, basándose en la utilización de un chorro de aire para aplanar la córnea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s