Agudeza visual – Ambliopía

HERMAN SNELLEN (1834-1908)

Nacido en Zeist, Utrecht, Holanda. Profesor de oftalmología en la Universidad de Utrecht. En 1862, Herman Snellen, describió la prueba que se sigue utilizando en nuestros días para determinar la agudeza visual y se le relaciona con las “cartas de Snellen”

Sobre la base, de que el menor ángulo bajo el cual, objetos de tamaño y forma conocidos pueden percibirse, determinan el ángulo de agudeza visual. Los optotipos son tablas que llevan impresas letras, números y figuras en diferentes tamaños, y se catalogan en décimas de visión.

Se presentan en pantallas iluminadas o en proyectores. Existen varias versiones de optotipos: unos que utiliza letras mayúsculas o símbolo parecido a una E o una U en diversas posiciones, que suelen utilizarse con personas que no saben leer o con niños que aún no conozcan la denominación de cada letra.

Snellen calculó matemáticamente cual era la mínima separación entre dos objetos que podían ser reconocidos a una distancia determinada, en condiciones normales. En la actualidad, los optotipos más utilizados son las cartas de Snellen.

AGUDEZA VISUAL

La visión espontánea corresponde a la capacidad sensorial del ojo para detectar, reconocer o resolver detalles espaciales, sin corrección óptica. Se define como la medida de la sensibilidad de la retina, nos permite valorar la capacidad del ojo, para ver separados distintos detalles u objetos, llamado poder separador del ojo, y es máxima en la zona fóvea y menor en la retina periférica. La agudeza visual es el resultado funcional tras la corrección óptica de la ametropía detectada.

Para analizar la agudeza visual, se utilizan los  “Optotipos” (test de letras o de lectura) de diferentes tamaños cuando nos sometemos a un análisis visual. La agudeza visual no siempre esta referida con el defecto refractivo, es decir, se puede tener una miopía o hipermetropía y tener una retina sensible, capaz de apreciar pequeños detalles una vez compensado el defecto refractivo. Por el contrario se puede carecer de defecto refractivo sin necesidad de compensación óptica y tener una pésima agudeza visual. Sensibilidad retiniana.

AMBLIOPÍA

La ambliopía, también denominada “ojo vago o perezoso”, es la disminución de la agudeza visual. Puede afectar a un solo ojo, lo más frecuente, o ambos ojos. Se produce por la falta de uso de uno de los ojos durante la niñez temprana y que no mejora con la compensación óptica adecuada.

Es consecuencia de cualquier condición que genere la preferencia del cerebro por un ojo mientras que el otro es ignorado, debido a múltiples factores: como desenlace de un estrabismo (ambliopía estrábica) siendo la causa más común; fijación excéntrica; anisometropías (diferencia importante de graduación de los dos ojos); defectos refractivos mal o no compensados; privación visual, como en el caso de una catarata congénita, etc.

El ojo preferido por el cerebro se vuelve dominante y mantiene una visión normal, mientras que el ojo afectado es ignorado por el cerebro para evitar un conflicto entre las dos diferentes imágenes y, en consecuencia, el sistema visual en el cerebro para el ojo afectado no se desarrolla de manera adecuada. A veces el cerebro detiene su crecimiento entre los cinco y diez años de edad y esta condición se torna permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s