A: Página 7ª

ASTROLOGÍA

Definida como la superstición erudita que querría hacer depender a los hechos terrenales de los cielos, en la antigüedad era una mezcla de conocimiento astronómico y fundamentos religiosos. Su origen se remonta a Oriente y Mesopotamia algunos milenios a.C., llegó a expandirse en Grecia a partir de Alejandro Magno (356-323 a.C.). La filosofía griega, y especialmente la escuela pitagórica, con su temor reverencial por el orden inmutable del cosmos, gobernado por precisas leyes matemáticas, preparó el terreno no sólo para un extraordinario desarrollo de la astronomía, sino también para el culto de los astros. Con el tiempo todas las escuelas filosóficas griegas, a excepción del epicureísmo, fueron influenciadas por el sistema astrológico.

La mística astrológica había penetrado en las religiones paganas, divinidades griegas y romanas, siendo sustituidas por el dios del Sol. Todos los emperadores, la buena sociedad, el pueblo, comenzaron a creer en el poder de las estrellas para determinar la vida humana o, por lo menos, para predecir su curso. Durante los siglos XV y XVI el prestigio de la astrología continuó aumentando. La ciencia de la interpretación de los astros floreció en las universidades de París, Roma, Padua y Bolonia, a pesar de la oposición religiosa, que no logró combatir, ni rechazar totalmente las concepciones teóricas que constituían la base de la astrología. En la actualidad, la astrología como tradición religiosa ya no tiene ningún sentido, y como ciencia, hace tiempo que está muerta y sepultada. Las superficiales y a menudo ridículas interpretaciones, han hecho perder hasta el sentido profundo que la astrología tenía en el mundo antiguo.

ASTROMETRÍA

Es el estudio de la posición de los astros en el cielo, con el fin de establecer las coordenadas celestes y sus variaciones en el tiempo y reconstruir los movimientos de las estrellas. En las aplicaciones de la astrometría está el control de los movimientos de la Tierra. La astrometría, también llamada astronomía de posición, se diferencia  de otra especialización astronómica, como la astrofísica, ya que mientras la primera se ocupa de la posición de los cuerpos celestes, la segunda estudia la naturaleza física de los mismos.

Para determinar las coordenadas de los objetos más débiles, la astrometría utiliza métodos fotográficos e instrumentos que permiten medir las posiciones estelares directamente. La medición de las distancias de objetos muy próximos entre sí y débiles, hasta el punto que los instrumentos corrientes de observación no alcanzan para distinguirlos, es realizada con técnicas de Interferometría óptica y radio.


ATMÓSFERA

La atmósfera es la envoltura gaseosa que rodea a un planeta o a cualquier otro cuerpo celeste. En el sistema solar están dotados de atmósfera todos los planetas, con la particularidad de Mercurio que no posee una atmósfera muy sólida. Están desprovistos de ella, o casi, los satélites naturalmente como la Luna, y por completo los asteroides pequeños planetas que, a causa de su pequeña masa y de la débil fuerza de atracción, no han sido capaces de retener las partículas gaseosas. También el Sol posee su atmósfera, llamada cromosfera.

La sucesiva disociación de estos elementos y la actividad biológica de las primeras plantas han llevado a la formación de la atmósfera actual, compuesta por un 78 por 100 de nitrógeno, un 21 por 100 de oxígeno y 1 por 100 de otros elementos menores. Se calcula que la atmósfera terrestre tiene una masa total de un millonésimo con respecto a la de nuestro planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s