C: Página 10ª

CORIOLIS

Son fuerzas aparentes, responsables de la desviación de la trayectoria de un cuerpo que se mueve sobre una superficie en rotación. Por ejemplo, en la Tierra, la trayectoria de un supuesto proyectil disparado desde el Ecuador hacia el polo Norte, en lugar de ir en línea recta, se desvía hacia el Este. Obviamente, si la trayectoria va desde el Ecuador hacia el polo Sur, la fuerza de Coriolis impulsa al cuerpo en dirección Oeste. El fenómeno es debido al hecho de que la velocidad de rotación de la Tierra, con la que está animado un cuerpo en el Ecuador, es mayor que la que posee el propio cuerpo en proximidad de los polos.

Gaspard Gustave de Coriolis (1792-1843), ingeniero y matemático francés. Fue el primero en investigar las fuerzas y uno de los científicos que más contribuyeron en la mecánica racional hacia los estudios prácticos, de la que posteriormente nace la mecánica aplicada. Las fuerzas de Coriolis tienen una importancia notable en la circulación atmosférica y deben considerarse en los cálculos sobre la trayectoria de misiles.

CORONA SOLAR

Es la parte más exterior de la atmósfera solar, compuesta por gases a altísimas temperaturas, alrededor de 2.000.000º C. Se extiende desde unos 16.000 km sobre la Fotosfera (superficie visible del Sol) hasta varios millones de km al exterior. Es una atmósfera hirviente, que se extiende en dirección radial dando existencia a un flujo de partículas, denominado “Viento solar”, que inunda el espacio interplanetario. Es visible a simple vista durante los eclipses totales de Sol, apareciendo como una luminosidad de color blanco perla alrededor del disco del Sol oculto por la Luna.

La fotosfera del Sol o superficie visible, tiene una temperatura aproximada 6.000º K. La cromosfera se extiende varios miles de kilómetros por encima de la fotosfera y tiene una temperatura aproximada a los 30.000º K. La corona que se extiende desde encima de la cromosfera hasta el límite con el espacio interplanetario, tiene una temperatura de 1.000.000º K.

Sigue siendo un misterio de la astrofísica sin resolver, el mecanismo por el cual la energía llega a la corona. Existen diversas hipótesis, y las recientes observaciones del espacio han mostrado que la corona es una colección de rizos magnéticos; el procedimiento del calentamiento de estos rizos se ha convertido en el interés principal de las investigaciones.

CORONÓGRAFO

Instrumento para la investigación de la Corona solar, incluso sin eclipse de Sol. En condiciones normales, la luz proveniente del disco solar es tal, como para sobrepasar la tenue luminosidad de la corona e impedir su observación tanto a simple vista o con instrumentos ópticos.

Se compone de un pequeño disco llamado “disco de ocultación”, situado en el interior del telescopio, que intercepta la imagen del Sol ocultándola. En la práctica, el instrumento produce un eclipse artificial, haciendo visible la corona, así el astrónomo puede observarla directamente, o fotografiarla. Esta equipado con un filtro polarizador de franja estrecha para corregir la aberración cromática, y se le sitúa a gran altura para evitar la dispersión de la luz a causa de las partículas y el polvo suspendido en la atmósfera.

COSMOS

Sucesión de satélites pertenecientes a la antigua Unión Soviética dedicados a distintas finalidades: geofísica, reconocimiento de recursos terrestres, estudio de la atmósfera, biología, comunicaciones, meteorología, usos militares…etc. Se compone de un cilindro de un metro de diámetro y dos metros de alto y un peso aproximado de 500 kg.

El Cosmos 1 fue lanzado en Rusia el 16 de marzo de 1962, y tras el, siguieron centenares de satélites de la misma serie. Algunos, a causa de desperfectos en el espacio, han caído a la tierra causando gran preocupación, ya que, el dispositivo de energía está formado por una batería atómica.

CRÁTERES

Son depresiones de forma circular o elíptica en la superficie de los planetas, causadas por el impacto de Asteroides, Cometas, Meteoritos o cualquier cuerpo celeste. Todos los cuerpos de nuestro sistema solar caracterizados por una superficie sólida, por ejemplo, planetas como Mercurio, Venus, Tierra, Marte y satélites naturales, han sido fuertemente impactados en las primeras fases de formación del sistema solar.

Los cuerpos celestes carentes de una atmósfera consistente y de procesos geológicos activos, los vestigios de los cráteres han quedado persistentes a través de miles de millones de años. En la Tierra y en los otros planetas dotados de una atmósfera y geológicamente activos, ha erosionado y desaparecido la mayor parte de los cráteres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s