C: Página 3ª

CARTOGRAFÍA DE ESTRELLAS

Los mapas celestes son una ayuda indispensable para conocer la posición de una estrella en el cielo. Para conocer las cartas estelares se imagina que todas las estrellas estén en una esfera ideal, de radio infinito, teniendo el centro coincidente con el de nuestro planeta, y se suele llamar “esfera celeste”.

La representación cartográfica del cielo sigue las pautas de la terrestre planetaria. A la esfera celeste se le asigna un sistema de coordenadas celestes de manera que cada posición ocupada por una estrella esté definida por dos coordenadas generalmente, se unen la ascensión recta y la declinación, así como cualquier punto de la superficie terrestre está definida por la latitud y la longitud.

En los mapas estelares se aplican proyecciones estereográficas o de Mercator (proyección cilíndrica), según se deben representar las zonas polares o las ecuatoriales de la esfera celeste: en los atlas más precisos, toda la esfera celeste es subdividida en numerosas zonas que después son ampliadas y reproducidas, precisamente, sobre la superficie plana de la hoja. Con esta técnica, se reducen al mínimo las deformaciones de los ángulos.

CEFEIDAS

Son un prototipo de estrellas variables que cambian su luminosidad cíclicamente, en tiempos comprendidos entre 1 día y 50 días. Su nombre deriva de “delta Cefei”, que es la primera estrella de este tipo, descubierta por John Goodricke en 1784, astrónomo aficionado inglés. Su estructura física es la de las estrellas gigantes, de color amarillo y hasta diez veces el tamaño del Sol. Las Cefeidas se encuentran tanto en nuestra Galaxia, donde están preferentemente situadas en los brazos de la espiral, como en otras. La importancia de las Cefeidas es enorme para la determinación de las distancias estelares y han sido bautizadas como las piedra miliares del Universo.

Existe una relación muy precisa entre la variación cíclica de la luminosidad de una Cefeida y su luminosidad intrínseca, o Magnitud absoluta, y, cuanto más largo es este ciclo, más luminosa es la estrella. Los astrónomos, midiendo la magnitud aparente o visual de una estrella y conociendo la que tiene como absoluta, pueden determinar su distancia; de este modo, cada Cefeida representa un verdadero indicador de distancias.

CELEOSTATO

Se compone de un espejo plano acoplado sobre un eje paralelo al eje de rotación terrestre y movido por un mecanismo de relojería, que siga al Sol en su movimiento diurno. La imagen del Sol, recogida por el celostato, es proyectada en un segundo espejo plano, que tiene como función reflejarla en la misma dirección.

El instrumento permite disponer, a lo largo del trayecto óptico de los rayos, lentes e instrumentación de análisis de la luz solar que permanezcan fijos. El celostato se encuentra, habitualmente, debajo de una cúpula giratoria en el vértice de un telescopio vertical, también denominado Torre Solar.

CENTELLEO

Debido a la turbulencia atmosférica, la luz de los cuerpos celestes presenta una luminosidad variable. A este fenómeno se le da el nombre de centelleo. Para corregirlo, los astrónomos edifican los observatorios astronómicos por encima de la capa atmosférica más densa y turbulenta, en altiplanos, montañas y en zonas frecuentemente por encima de los 2.200 metros de altitud. Obviamente, el centelleo desaparece en el espacio extraterrestre, por ello, los observatorios astronómicos situados en los satélites artificiales como el telescopio Espacial Hubble no se ve afectado por el centelleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s