C: Página 5ª

CICLO CARBONO / NITRÓGENO / OXÍGENO

Es una de las dos series de reacciones nucleares que suministran la energía a una estrella de primera magnitud. El ciclo del carbono comienza y acaba con un núcleo de carbono 12 (6 electrones + 6 protones) que actúa como catalizador en la producción de un núcleo de helio a partir de núcleos de hidrógeno; también se producen neutrinos y rayos gamma. Cuando se agota el hidrógeno, el ciclo termina.

El ciclo del carbono es más importante en las estrellas de gran masa, mientras que en las estrellas con una masa menor como el Sol, otra secuencia de reacciones, denominada cadena protón-protón, es la forma principal en que el hidrógeno se convierte en helio. Las únicas estrellas en las que no se produce el proceso hidrógeno-helio son las que se encuentran en una período muy incipiente o relativamente antigua en su evolución.

CICLO SOLAR

Es un ciclo de 11 años durante el cual varía la cantidad de manchas, ráfagas y protuberancias solares. De las parejas de manchas solares del hemisferio norte, la mancha que guía a su compañera en la dirección de rotación, tiene un campo magnético en sentido opuesto al de la mancha solar dominante del hemisferio sur. Cuando comienza un nuevo ciclo de 11 años, se invierte el sentido del campo magnético de las manchas solares dominantes de cada hemisferio.

El ciclo solar completo incluye la polaridad del campo magnético, y  su duración es de unos 22 años. Además, las manchas solares  suelen darse en la misma latitud en cada hemisferio. Esta latitud varía de los 45º a los 5º durante el ciclo de las manchas solares.

Cada mancha solar dura unos pocos meses, el ciclo solar de 22 años refleja los procesos de larga duración en el Sol y no las propiedades de las manchas solares individuales. Aunque no se comprenden del todo, los fenómenos del ciclo solar parecen ser el resultado de las interacciones del campo magnético del Sol con la zona de convección en las capas exteriores. Estas interacciones se ven afectadas por la rotación del Sol, que no es la misma en todas las latitudes. El Sol gira una vez cada 27 días cerca del ecuador, pero una vez cada 31 días más cerca de los polos.

CIRCUMPOLAR

Son estrellas que, a causa del movimiento de rotación de la Tierra, parece que giran alrededor de la Estrella Polar y no se ocultan jamás para el observador de una determinada latitud. Para que una estrella sea circumpolar es necesario que su distancia angular desde el polo sea inferior a la latitud del observador. Así por ejemplo, a una latitud de 45º, todas las estrellas que tienen una distancia angular desde el polo inferior a 45º son circumpolares. Para un observador situado en el Polo Norte, es decir, a 90º de latitud, todas las estrellas son circunpolares y, para el observador situado en el Ecuador, ninguna estrella es circumpolar.

CLASES ESPECTRALES

Pietro Angelo Secchi (1818-1878), nació en  Reggio Emilia, Italia. Padre jesuita y astrónomo, profesor de física y matemáticas en el Colegio Romano en 1839. Fue el primer directo del Observatorio Naval de los Estados Unidos en Washington.

En sus observaciones los espectros de las estrellas (franjas con los colores del arco iris que se obtienen haciendo pasar la luz a través de un prisma), se percató que éstas presentaban características diferentes según las temperaturas superficiales de las propias estrellas. Las temperaturas, a su vez, están en estrecha relación con el color de las estrellas: las más calientes emiten una luz blanco-azul y las más frías una luz rojo-oscuro. El Sol tiene una temperatura intermedia entre estos dos extremos; como es sabido, emite una luz de color preferentemente amarillo. Secchi propuso las bases de la clasificación espectral, que en la actualidad sigue estando vigente.

Las estrellas están divididas en 10 clases espectrales, a cada una de las cuales se le asigna una letra siguiendo esta sucesión: (O – B – A – F – G – K – M – R – N – S). A las primeras letras corresponden las estrellas más calientes, caracterizadas por los espectros más simples; a las últimas letras, las estrellas más frías, espectros de creciente complejidad. Las estrellas supercalientes, denominadas Wolf Rayet (llevan el nombre de los astrónomos que las investigaron), son indicadas con la letra W y a veces asociadas a la letra O, al principio de la sucesión. En cada letra, existen diferentes variedades de estrellas, se ha creado también para cada letra, una posterior división en 10 tipos espectrales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s