C: Página 9ª

CONSTELACIONES

Son grupos de estrellas que no tienen vínculos físicos o proximidad y consideradas en su conjunto para facilitar su reconocimiento. En la antigüedad, las culturas, griega oriental, latina, etc., aplicaron a cada constelación semejanzas humanas o animales. Así como la Osa Mayor, la Osa Menor, Hércules, Andrómeda, los Lebreles, etc. Se trata de figuras que no son completamente abstractas, pero si asemejarse con un poco de imaginación, uniendo imaginativamente por medio de segmentos, las estrellas que forman parte de la constelación.

Claudio Tolomeo, fue el primer astrónomo en agrupar las estrellas en constelaciones en su obra el “Almagesto”. Otros astrónomos que clasificaron las constelaciones fueron: Johann Bayer (1572-1625), Johannes Hevelius (1611-1687), Nicolas Louis de la Caille (1713-1762) y Joseph Jerome Lefrançois de La Lande (1732-1807).

La Unión Astronómica Internacional (IAU), durante los años 1922 y 1928 recopiló toda esta información subdividiendo todas las estrellas de la esfera celeste en 88 constelaciones, implantando nombres y límites. Las denominaciones corresponden, en parte, a las definidas en la antigüedad. En las publicaciones astronómicas se ha estipulado citar siempre el nombre latino en el nominativo o bien en el genitivo.

Así, por ejemplo, se dirá que Sirio, la estrella más luminosa del cielo, se encuentra en la constelación del Canis Major o Can Mayor, dado que por convención la estrella más luminosa de cada constelación se indica con la primera letra del alfabeto griego, se hará referencia a ella como a “alfa Canis Majoris”. A causa del movimiento de revolución de la Tierra alrededor del Sol, la posición de las constelaciones cambia ligeramente durante las noches, no obstante, a cada lugar de la Tierra, concurren constelaciones que son típicas de cada estación.

CONVECCIÓN

La diferencia de temperatura de un líquido o un gas, es casi seguro que se producirá un movimiento del fluido. Este movimiento transfiere calor de una parte del fluido a otra por un proceso llamado convección. Si el líquido o gas se encuentra en el campo gravitatorio, el fluido más caliente y menos denso asciende, mientras que el fluido más frío y más denso desciende. Este tipo de movimiento, debido a la no igualdad de la temperatura del fluido, se denomina convección natural.

La convección determina el movimiento de las grandes masas de aire sobre la superficie terrestre, la acción de los vientos, la formación de nubes, las corrientes oceánicas y la transferencia de calor desde el interior del Sol hasta su superficie. Las corrientes de convección dentro del manto de la Tierra trasladan la mayor parte de su energía térmica desde la profundidad de la Tierra a la superficie y son la fuerza conductora de los continentes.

COORDENADAS CELESTES

Un punto sobre la Tierra puede determinarse por coordenadas, la “latitud” (distancia angular del Ecuador) y la “longitud” (distancia angular desde el meridiano de referencia o de Greenwich), también la posición de un astro puede determinarse por coordenadas sobre la esfera celeste. Los sistemas más utilizados de coordenadas celestes son: el sistema de coordenadas ecuatoriales y el sistema horizontal.

Para describir el sistema de coordenadas ecuatoriales imaginemos la esfera celeste con la Tierra en el centro. La proyección del Ecuador terrestre sobre ella se denomina “ecuador celeste“; los polos Norte y Sur de la Tierra, proyectados sobre la esfera celeste, se denominan “polos celestes”; la proyección de la órbita de la Tierra alrededor del Sol se denomina eclíptica. El punto de cruce de la eclíptica con el Ecuador celeste se le llama “Equinoccio de primavera” o “primer punto de Aries” y corresponde al punto en el que se encuentra el Sol a comienzos de la primavera.

El Sistema horizontal es más comprensible para el observador terrestre, ya que es el sistema que proporciona las coordenadas instantáneas de un astro. Sus puntos de referencia son: el círculo máximo que coincide con el Horizonte del lugar de observación que pasa por el Norte, el Sur y por el Cenit, llamado meridiano celeste. Establecidas las referencias, las coordenadas del sistema horizontal son: la altura “h”, que es la distancia angular de una estrella sobre el horizonte (comparado con las coordenadas terrestres, equivale a la latitud) y que se mide de 0º a 90º, el acimut, que es la distancia entre el círculo vertical que pasa por la estrella y el meridiano celeste.

Usualmente se mide de 0.º a 360.º a partir del Norte siguiendo el sentido horario. Este sistema, a causa de la rotación de la Tierra, las coordenadas no concretan permanentemente la posición de una estrella, como en el sistema anterior, sino que sólo referencian la posición que ocupa en un instante de tiempo determinado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s