Lentes orgánicas

Monomero_1El material más utilizado en la fabricación de lentes orgánicas es el “CR-39”, es un material menos resistente a la abrasión que el vidrio pero con propiedades ópticas muy semejantes.

Es un material sintético de aspecto similar al vidrio. Esta formado por elementos orgánicos macromoleculares agrupados desordenadamente, y se le define como material amorfo.

Para su fabricación se emplea el polímero sólido del carbonato de alildiglicol, esta resina termoendurecida polimeriza sus moléculas en cadenas y redes tridimensionales, impidiendo deformarse o reblandecerse; el material una vez sometidos al calor no modifica su forma; es resistente al desgaste, a los productos químicos, y no es necesario aplicar tratamientos de endurecido.

CR – 39

A comienzos de la Segunda Guerra Mundial en 1939, se produjo una gran carencia de materias primas naturales que, provocó la búsqueda de nuevos recursos. En ese período tan crítico, en Estados Unidos, una empresa filial de la firma “Industries Pittsburg Plate Glass” PPG, conocida como “Columbia Southem Chemical Company” se consagró en la investigación de un material sintético que no fuera termoplástico. El equipo de investigación describió el proyecto como “Columbia Resins”.

En mayo de 1940, descubrieron un monómero, el “alil-diglicol-carbonato” conocido como el “ADC”, que a partir de ese momento serviría de base para la elaboración y estudio de 180 compuestos distintos. De todos ellos, el compuesto identificado con el número 39 resultó ser el más apropiado. Con el tiempo se descubrió que podía tener una óptima aplicación en la fabricación de lentes oftálmicas por su índice de refracción.

TALLADO

Las lentes orgánicas se fabrican siguiendo dos procedimientos: fundición o moldeo.

FUNDICION

Se basa, siguiendo el sistema descrito anteriormente para lentes minerales, pero modificando algunos de los abrasivos utilizados, por otros más suaves y protegiendo con lacas la superficie de la lente que no se va tallar, afín de evitar ralladuras durante el proceso de trabajo.

Afino

El “paño de afinar” se sustituye por otro más suave que tiene forma de margarita, denominado “paño negro”. El refrigerante utilizado es agua normal.

Entrafino

El “paño negro”, que se utilizaba en el lente mineral se sustituye por otro denominado “paño amarillo”. Este método se utiliza cuando se trabaja sobre lentes semi-terminadas.

MOLDEO

Para la fabricación de cada superficie de una lente orgánica se necesitan moldes. El molde esta constituido, por dos placas de moldeo minerales y por un anillo hermético. El anillo además, establece la distancia de separación entre las dos placas.

Proceso de orgánicas

A continuación, los moldes se rellenan con una sustancia liquida denominada monómero que se solidifica al polimerizarse, dando lugar así a una lente orgánica. Durante el proceso de refrigeración el material sufre una perdida de volumen del 14% que deberá compensarse; a continuación, se procede al afino y pulimento de igual forma que las lentes minerales. Este sistema de fabricación se suele utilizar para la obtención de lentes asféricas o multifocales.

Lentes_pesoDIFERENCIA ENTRE EL MATERIAL ORGANICO Y MINERAL

  1. Peso especifico bajo.
  2. Alta resistencia a la rotura.
  3. Dureza superficial reducida.
  4. Mayor resistencia a las esquirlas incandescentes.
  5. Coloración ilimitada (proceso realizado por inmersión).
  6. Fabricación de lentes por moldeo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s