Aplicación de tratamientos

FABRICACIÓN

Antes de aplicar el tratamiento, es preciso someter las lentes talladas a una limpieza escrupulosa. Irregularidades minúsculas de la superficie de la lente, corrige por medio de los siloxanos (producto repelente al agua e incoloro, que se emplea como tratamiento superficial, en los materiales expuestos a la lluvia), hace que la limpieza de una lente, sea debida a una capa ultra fina, depositada en la superficie del revestimiento anti-reflejante. 

La presencia de este agente antiadherente tenso y activo, produce el mismo efecto que el teflón utilizado en la industria.

Para ello, las lentes se sumergen en distintos baños que incluyen un proceso ultrasónico, que impide que cualquier residuo, por mínimo que sea, pueda mermar la calidad del tratamiento. Los tratamientos se aplican exclusivamente por alto vacío. El recipiente en el que tiene lugar este proceso se denomina “campana”, y el soporte en el que se sitúan las lentes “corona”.

Durante el proceso de vaporización, solamente se trata una superficie de la lente, es preciso, cambiarla de posición antes de vaporizar la segunda cara. El material para vaporizar, se encuentra en forma de pastilla o granulado (fluoruro de magnesio en lentes minerales y óxidos metálicos y cuarzo en lentes orgánicos), en un crisol cerámico o metálico refrigerado por agua y acelerado mediante electrones.

El crisol se calienta a una temperatura de unos 250º C. para conseguir una firme cohesión. El material pasa de estado sólido a gaseoso, en ese momento las moléculas de gas se desprenden del material depositándose sobre la superficie de la lente. Mientras tanto, utilizando métodos sofisticados, se va determinando el control del espesor de la capa.

FLUORURO DE MAGNESIO

El “MgF2”, es de aplicación común en tratamientos monocapas, debido a su índice de refracción y vida útil. Muestra poca sensibilidad a la longitud de onda y al ángulo de incidencia.

Su efectividad como tratamiento antirreflejante queda aumentado notablemente, a medida que se incrementa el índice de refracción del material tratado. Esto significa, que para materiales de índice alto, se obtiene poca mejoría utilizando tratamientos más complejos.

Este proceso térmico no puede llevarse a cabo en lentes orgánicas, ya que estas pueden sufrir alteraciones en su forma y como consecuencia, en sus propiedades ópticas si se someten a temperaturas superiores a 100º C.

COLORACIÓN

La coloración de las lentes se pueden aplicar en el proceso de fundición del vidrio añadiendo, determinados componentes químicos cuyo resultado son lentes con coloración en la masa o lentes masivas, mejorando el contraste de los objetos.

En lentes con elevada potencia, la coloración puede variar en función de la cantidad de masa, que tenga en cada punto y diferencias de coloración entre el centro y el borde de la lente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s